TERCERA GUERRA MUNDIAL

Hace ya algunos años, Bill Gates vaticinó que la tercera guerra mundial sería una guerra bacteriológica y que Estados Unidos dejaría de ser el leader mundial. Es evidente que acertó de pleno. Algunos expertos en la materia dicen que el coronavirus se creó en un laborío de Wuhan y que se les fue de las manos; otros, por el contrario, afirman que el gobierno chino lo desenjauló para conseguir su supremacía económica, y que todo ha sido una estrategia geopolítica. Yo, ateniéndome a ciertos datos que a continuación expondré, me inclino por lo segundo.

Wuhan, ciudad de la provincia de Hubei, donde se transformó el corona virus agregándole una encima que lo convirtió en un arma letal, y que, según los datos oficiales, al día de hoy, 6 de abril de 2020, China tiene 81.620 contagiados y 3.322 muertos. España tiene 130.759 contagiados y 12. 418 muertos; Italia tiene 115.000 contagiados y 13.915 muertos; Francia tiene 28.143 contagiados y 7.560 muertos; El Reino Unido tiene 70.400 contagiados y 8.078 muertos; USA tiene 245.193 contagiados y 6.088 muertos. Repito, estas son cifras oficiales, pero se estima que la realidad es superior, ya que no se contabilizan los contagiados que no han ingresado en el hospital. En cuanto a China, me cuesta creer que esa cifra sea real. Todos sabemos la fiabilidad del gobierno comunista de ese país a la hora de dar información. Algo parecido sucede con el gobierno ruso, donde la población tiene, incluso, prohibido pronunciar el vocablo corona virus. Según el gobierno en Rusia, hoy en día, no hay ningún muerto por corona virus.

En todos los países europeos donde entró el virus, en mayor o menor cuantía, todas o casi todas las ciudades están sufriendo la pandemia, en cambio en China, únicamente hay pandemia en Wuhan. En ciudades como Changsha, a 340 km. de Wuhan. con una población de 7,4 millones de habitantes, no ha entrado el virus; o en Hangyan, a 12,5 km de Wuhan, con una población de 792.183 habitantes, tres cuartos de lo mismo. ¿no resulta algo extraño que en China solamente una única ciudad esté contagiada ? Por otra parte, me pregunto cómo se pueden construir 7 hospitales en 10 días, a menos que esté todo preparado de antemano. En Madrid las autoridades presumen de haber preparado un hospital en el IFEMA en 2 días. La diferencia es que los chinos tuvieron que construir también los edificios. Yo, por muchas vueltas que le doy, no consigo imaginar como en Wuhan, una ciudad con una población de 11,8 millones de habitantes, foco del virus, solamente ha habido 3.322 muertos. Me pregunto ¿Tendrían preparado un antídoto?

En China hay muchas empresas americanas y europeas. La mayoría de las personas, cuando han comprado ciertas prendas de vestir, zapatillas de deporte o un sinfín de artículos, han visto en marcas como Nike, Loeve, etc. el letrerito “Made in China”. Los que estén introducidos en el ámbito del comercio exterior, saben que sucede lo mismo, o algo muy parecido, con bienes de equipo, instrumental, etc. En los últimos años China se había convertido en uno de los principales exportadores, no sólo a España, sino a otros muchos países y, en buena parte, gracias a las mencionadas empresas americanas y europeas allí instaladas. Espero que hayamos aprendido la lección y que a partir de ahora creemos nuestras empresas en nuestros respectivos países, aunque la mano de obra no sea tan barata como en China.

Cuando saltó la noticia del coronavirus en Wuhan, el RMB  (siglas de la moneda china) cayó en picado sin que el gobierno chino hiciera nada por frenar la caída, como hubiera hecho cualquier gobierno de cualquier otro país. Como consecuencia de la caída del RMB, las acciones de las empresas americanas y europeas se devaluaron a mínimos increíbles, lo que trajo consigo la prisa por venderlas. Todo era una operación financiera perfectamente orquestada por el gobierno chino, el cual se dedicó de inmediato a la compra de acciones a un precio ridículo. Según el “Trade International Department” China se ha hecho con el 30% de las acciones de todas esas empresas. Ha matado dos pájaros de un tiro: por una parte, a partir de ahora, no sólo no se le irán tantas divisas fuera del país y, además, pondrán los precios que crean oportuno a sus productos.

Primero nos mandan el virus y ahora nos venden las mascarillas y material sanitario; por cierto, el primer pedido de testadores que vendieron a España resultó inservible; al parecer, según la embajada china en Madrid, había sido fabricado por una empresa china sin licencia para la fabricación de material sanitario -me cuesta creerlo, tal y como nos lo han contado-; pero lo más grave es que nos mandaron una segunda remesa que también resultó inservible, Si nos engañan una vez podemos tener la excusa de ser excesivamente confiados, pero si nos engañan por segunda vez es que somos unos verdaderos ineptos y, en mi opinión, el gobierno debería dejar esas gestiones en manos de profesionales del comercio exterior, no en manos de aficionados. Nuestra ministra de asuntos exteriores salió a la palestra en la TV para dar una explicación a lo acontecido. Como sin duda, muchos lo habrán visto, estas fueron, textualmente, sus palabras: ” Nosotros no tenemos experiencia en comprar a China. Nos han ofrecido una ganga que luego no era tal ganga”. No quiero darle nombre a esa explicación, porque tendría que decir algo que sonaría muy mal.

Las guerras, por lo general, se provocan por intereses de poder, ya que alcanzando el poder se consigue la intervención económica; también por motivos territoriales (de fronteras o geopolíticos). De todos es conocido el enconamiento existente entre China y USA por demostrar quién es el más fuerte. Aunque ese enconamiento se haya acentuado últimamente, la realidad es que ya viene de lejos; yo diría que desde la guerra de Corea. China sabe que en una guerra convencional con misiles y bombas, llevaría las de perder, y por ello tomó al pie de la letra el pensamiento de un estratega chino llamado Sun Tzu, que dijo: “La mejor victoria es vencer sin combatir”.  Aunque algunos estrategas digan que China ha ganado la tercera guerra mundial, en mi modesta opinión, China ha ganado una batalla, pero no la guerra.

Como dijo Nicolas Maquiavelo: “Todo aquel que desee saber qué ocurrirá debe saber qué ha ocurrido. Todas las cosas de este mundo, en cualquier época, tienen su réplica en la antigüedad”. Quienes no comprenden el pasado están condenados a repetir los mismos errores. Ejemplos hay muchos:

En Afganistán, a mediados de siglo XIX, los británicos intentaron controlar este país montañoso para frenar el avance zarista hacia sus fronteras coloniales en La India. Fue una campaña inútil. Los afganos resistieron la ocupación y expulsaron a los ingleses. Un siglo más tarde, los soviéticos intentaron hacerse con el control de Afganistán para incrementar su posición internacional al objeto de mostrar su poderío en el juego de la guerra fría, peo también fracasaron.

La operación Libertad Duradera encabezada por las tropas estadounidenses tras los atentados de las Torres Gemelas de Nueva York, en 2001, terminó en una estridente derrota. Afganistán demostró que, aunque con un potencial bélico muy inferior, tanto en relación a los británicos como a los soviéticos y a los americanos, son un país inconquistable.

En 1802 Napoleón Bonaparte cometió el mismo error al pretender controlar Europa iniciando una campaña contra el zar Alejandro I; el fracaso fue estrepitoso.

En 1941 Hitler, para querer dominar el continente europeo -en un primer paso para más tarde conquistar el mundo- intentó también ocupar las tierras soviéticas en la tristemente famosa operación Barbarroja. Al igual que Napoleón, además de menospreciar la capacidad ofensiva de los rusos, cometió el grave error de no tener en cuenta los inviernos en aquellas tierras. Hitler, que cayó en la misma trampa invernal soviética que había caído Napoleón, podría haberlo evitado si hubiera estudiado la historia o, al menos, si hubiera querido aprender algo de ella. Es muy posible que China haya cometido un error similar. Pensar que una potencia, por muy fuerte que sea, puede dominar el mundo, como la historia nos ha demostrado, es un grave error.

Digo que China solamente ha ganado una batalla, aunque, ciertamente, muy dolorosa para occidente y, digo también occidente, porque parece ser que a los regímenes afines al gobierno comunista Chino -Rusia, Cuba y Corea del Norte- no parece haberles afectado el virus. Pero estoy convencido que la historia se repetirá, si bien, soy pesimista en cuanto al tiempo que durará esta contienda, porque aun cuando hayamos vencido a la pandemia, el caos económico que habrá provocado será de tal magnitud que tardará mucho tiempo en poderse recuperar. No quiero ser agorero, pero me temo que más de una generación.

Estoy convencido que, antes o después, China pagará con creces lo que ha hecho. y conste que cuando hablo de China me estoy refiriendo únicamente al corrupto gobierno comunista. En ningún caso me refiero al pueblo chino que es un pueblo trabajador, afable y sufrido, y que han sido los primeros en sufrir el criminal ataque. El gobierno chino con tal de conseguir sus sucios propósitos no dudaría en sacrificar a un millón de sus propios ciudadanos. Después de todo, puede que piense que, aunque mate a un millón de chinos, como son 1386 millones, quién lo iba a notar.    

2 thoughts on “TERCERA GUERRA MUNDIAL

  1. Tu relato tiene todos los visos de ser cierto, asi al menos creemos muchas personas. A principios de la cuarentena ya cavilaba yo en esta teoría y fuentes amigas me hablaban de ello y casi me lo aseguraban.
    De todas formas los chinos nos han dado muy cerca de la linea de flotación, la salida de esta crisis va a ser muy dura y larga. De una parte, los gobiernos tiene practicamente hipotecados los presupuesto por la deuda que se está creando aun contando que la subida de impuestos va a ser brutal, y por otra las empresas lo tienen muy crudo, la caída de ventas va a generar un crecimiento del paro descomunal que afectará, no solo a sus trabajdores, sino a pymes y autónomos que no tendrán quien les apoye y terminarán obligados a echar la llave. Además, la entrada en el capital chino en las grandes empresas, dejará a estas al albur de lo que los asiáticos decidan sobre su mantenimiento o reducción de producción.
    En fin. ojalá nos equivoquemos en estos presagios y la salida no sea tan negra. Confiemos que surjan gobernantes que nos lleven, aunque sea a remo, a buen puerto.
    Un abrazo, amigo Piorno y que el corona nos respete.

  2. Más pronto o más tarde amigo Piorno, la Historia nos revelará cual fue el verdadero origen de lo que titulas como –la tercera guerra mundial- y que de una manera u otra sus consecuencias serán también funestas.
    Hay indicios más que elocuentes de que tenga razón tu análisis, teniendo en cuenta el desmesurado afán por dominar el comercio mundial que tienen las grandes potencias.
    Aun existiendo esta posibilidad, mi razón y compromiso social me dicen, que no se puede ser tan malvado y poner en peligro tu propio pueblo para conseguir dominar el resto el mundo.
    Los que ya tenemos la experiencia de sus muchos años, y hemos vivido guerras, epidemias y demás miserias, sabemos de la condición humana y sus muchas bajezas, pero no asumimos que un hecho como el que hoy arrasa el Mundo sea producido por el hombre con el único fin de dominar la Tierra.
    Lo que verdaderamente me preocupa, es como saldremos de esta angustiosa situación, y para ello apelo precisamente a la parte noble del ser humano, cuyo ejemplo diario lo podemos observar en todas aquellas personas, y son muchas, que ofrecen sus servicios a riesgo de sus propias vidas.
    Finalmente, la Ciencia como en muchas otras ocasiones nos ofrecerá la solución a esta epidemia de una manera definitiva.
    Tiempo tendremos de analizar minuciosamente a muchos gobiernos y estados sí estuvieron a la altura de las circunstancias o fallaron estrepitosamente.
    Nano 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.