LA SINRAZÓN Y EL FANATISMO

Aquella mañana, a principio de Octubre de 1983, como raras veces sucede en los meses de otoño en Irún, un hermoso cielo azul, sin el menor síntoma de nubes, invitaba a salir a la calle y, paseando lentamente, como hacían la mayoría de los viandantes que caminaban por las calles de la ciudad, dejarse acariciar […]