NADIE ESCARMIENTA EN CABEZA AJENA

En cierta ocasión, con motivo del desastroso rumbo que estaba tomando Venezuela, publiqué un relato con el título “¿Quo vadis Venezuela? Hoy, para nuestra desgracia, me pregunto: ¿Quo vadis España? Porque el rumbo que llevamos nos conduce directamente al abismo más negro que jamás español alguno, de este siglo, haya podido imaginar.

Años atrás, cuando Venezuela empezaba a caminar por peligrosos derroteros al echarse en brazos del marxismo-chavista, no pocos venezolanos advertían del peligro que suponía meterse en la cama con Cuba. La inmensa mayoría, aquellos que prefieren la política del avestruz, decían: “Venezuela no es Cuba, a nosotros nunca podrán someternos.” El resultado, hoy, es de todos conocido: Más de 4 millones de venezolanos emigrados a distintos países; hambre y miseria hasta límites extremos; niños que mueren diariamente por inanición; enfermos condenados a muerte por la falta de fármacos; encarcelamientos sin causa, cuando no asesinados a tiros por los esbirros del dictador; y, Maduro, encantado de haberse conocido y de que cuantos más venezolanos emigren mejor, ya que los que se marchan, todos ellos, en versión del dictador, son enemigos del pueblo. Lo que el dictador quiere son súbditos sumisos a los que él, siguiendo la famosa teoría de Stalin, pueda dominar a través de hambre. “Haz que el pueblo pase hambre y tus súbditos agradecerán las migajas que les des”. Stalin dixit.

No pretendo ser alarmista, pero el rumbo que está tomando España, en buena medida, se parece mucho al que en su día tomó Venezuela; todo ello debido, fundamentalmente, al problema de los separatismos y, en igual o mayor medida, a la llegada al poder de la extrema izquierda. Sí, digo bien, la extrema izquierda, no porque pretenda encuadrar a Pedro Sánchez en la ideología marxista-leninista -sería injusto hacerlo-, sino porque quien en realidad gobierna España es Pablo Iglesias. Pedro Sánchez, además de pocas luces y escasa capacidad para gobernar, se ve atrapado en las redes de Podemos y de los separatistas catalanes y vascos. El problema es que Pedro Sánchez, para llegar a sentarse en el sillón de la Moncloa, tenía dos únicas vías: ganando unas elecciones -harto difícil para quien cosechaba derrota tras derrota- o echándose en brazos de todo el deshecho político del País. Optó por la segunda vía para lo cual se ha visto obligado a aceptar demasiadas letras de cambio en favor de aquellos que pretenden destruir España, y, el inconveniente de firmar esas letras de cambio, como todos sabemos, es que tienen un vencimiento, y, llegado éste, hay que pagar. España empieza a estar gobernada por Pablo Iglesias y por los separatistas.

Supongo que Pedro Sánchez no es consciente de lo que ha hecho, y que su obsesión por vivir en la Moncloa y descender del Falcon con aire americano, le ha puesto una venda en los ojos que le impide ver la realidad. Lo incomprensible, para mí, es que su partido, y sobre todo sus votantes se lo permitan. Por de pronto, Pablo Iglesias ya ha alcanzado uno de sus sueños: Ser dueño y señor de la RTVE pública, aunque el sueño se ha cumplido sólo en parte, ya que él mismo en cierta ocasión, al respecto de la televisión, afirmó públicamente: “En España debería haber solamente una cadena de TV; la pública” Y, naturalmente, dirigida por el gobierno; es decir, por él. Ese deseo, en parte, ya lo ha conseguido, pues gracias al decreto ley firmado por Pedro Sánchez, la purga que se está llevando a cabo en la RTVE, para instalar a los suyos, la envidiaría el mismísimo Stalin.

Pero el haber conseguido su propósito de poder adoctrinar más aún, si cabe, a la población a través del ente público, no colma totalmente su ambición dictatorial. Ahora está en ciernes de dominar -aunque sea por la puerta de atrás- el ministerio de hacienda. De hecho, en su afán recaudatorio, está presionando a Sánchez para llevar a cabo una escalofriante subida de impuestos que, aunque nos empobrezca más aún a todos, le permita elevar el techo del gasto público para poder llevar a cabo su política populista, cosa que a Sánchez tampoco le desagrada, pues sabido es como se las gasta el partido socialista cuando de comprar votos se trata. Afortunadamente, para poder aumentar el techo del gasto, tropiezan con el inconveniente de tener que ser autorizado por el Senado donde no tienen mayoría. ¿Cómo salvar ese escollo? Se preguntan Pedro y Pablo -no me refiero a los Picapiedra-. Para Pablo, dado “su gran talante democrático”, la solución es muy sencilla: Basta con derogar esa facultad al Senado, y si derogarlo resulta difícil se cierra el Senado, y a otra cosa; tal y como Maduro hizo en Venezuela, siguiendo su personal asesoramiento.

El otro gran problema, y de muy difícil solución, es el de los separatistas catalanes. De este jardín Sánchez no sabe cómo salir. Me recuerda a la fábula del gallo que iba a la boda de su tío Perico. “Cuando iba de camino se encontró con una reciente boñiga (moñica) de vaca. En medio de la boñiga se dejaba ver un grano de centeno. El gallo tenía hambre y le apetecía hundir el pico en la boñiga para comerse el grano, pero claro, aquella mañana se había lavado cuidadosamente para ir a la boda, y si picaba se mancharía. Mirando el grano se decía: Si pico mancho el pico y si no pico me quedo sin comer”. Y algo parecido le sucede a Sánchez: Si autoriza el referéndum vinculante para la separación de Cataluña, como le exige Torrás, con muchas probabilidades, el pueblo y su propio partido le pondrán los muebles en la calle. Si no autoriza el referéndum, tendrá que olvidarse de los votos de los separatistas y al carecer de mayoría no podrá gobernar y no tendrá más alternativa que convocar elecciones. ¿Qué decisión adoptará? ¿Manchará el pico o se quedará sin comer?

Los separatistas catalanes están decididos a llevar su proyecto hasta las máximas consecuencias, y para muestra basta un botón; botón en forma del manifiesto emitido por Omnium Cultural con instrucciones de actuación para los componentes de su grupo de violencia CDR de Barcelona. Lo que van a leer a continuación es una traducción literal del catalán, traducida y publicada por Inés Arrimadas.
Sabido es que Omnium Cultural es uno de los principales valedores del separatismo catalán y, a su vez, creador del grupo de corte nazi CDR. Recientemente Omnium Cultural ha divulgado un manifiesto dirigido al grupo CDR de Barcelona, cuyo contenido, traducido del catalán, dice así:

1º Acción de intervención en los hoteles del centro de la Ciudad. Tenemos que entrar en grupos de 3 a 6 para intimidar a los turistas y convencerles de que se posiciones a favor de nuestra república y en contra de los fascistas españoles. Para esto necesitamos afiliados que hablen idiomas.

2º Igualmente, se recomienda entrar en los comercios de los barrios en grupos de 3 a 4 para intimidar a los dependientes. Aunque debemos evitar la violencia, si algún dependiente se resiste pasaremos a la acción golpeándole en puntos no vitales.

3º Tenemos que acercarnos a las familias que van paseando tranquilamente por la calle y escuchar en qué idioma hablan. Si hablan en castellano les forzaremos a que hablen en catalán, Si se niegan continuaremos forzándoles a que hablen catalán, y si es necesario les seguiremos hasta sus domicilios. Debemos respetar a los niños, pero si se niegan a hablar en catalán, igualmente les forzaremos a hacerlo.

4º Con relación a las grandes empresas se crearán células de mínimo 4 a 6 afiliados para crear piquetes informativos, recurriendo, si es necesario a hacer escraches a los directivos intimidándoles sin contemplaciones.

5º Es recomendable formar grupos para dirigirse a las sedes de los partidos fascistas, como PSC, CIUDADANOS y PP para manifestarnos delante de sus sedes y recurrir a la violencia de baja intensidad lanzándoles huevos, tomates y todo tipo de objetos contundentes. Si vemos algún directivo le haremos un escrache, a él y a sus amigos o familiares, siguiéndoles hasta su domicilio.

6º Es necesario que paséis por los centros de Omnium y ARC., con el carnet de afiliado, para que se os asesore y se os procure financiación. Caso de que vaya alguno nuevo, nuestro personal le asesorará sobre sistemas a seguir.
OMNIUM CULTURAL

¿Les suena esto a algo? A mí me suena a los grupos Nazis de intimidación, creados por Hitler antes de iniciarse la 2ª guerra mundial.

En cuanto al PNV, aunque ahora estén calladitos, el día menos pensado le hundirán un chuchillo en la espalda a Sánchez como hicieron con Rajoy, después de obtener todo cuanto querían. Que nadie se olvide que muchos de los afiliados del PNV están más cerca de la ETA de lo que ellos dan a entender. Yo personalmente les oí decir en muchas ocasiones:” Los etarras son nuestros hermanos”.

A propósito de Rajoy, también habría mucho que decir, pero para no extenderme más -ahora ya está fuera de la política-, solamente diré que, por su cobardía, su ineptitud, su apatía y su corrupción política, él es el principal culpable de que lo que hoy está sucediendo en España y de lo que puede llegar a suceder

.
No, ciertamente España no es Venezuela, pero el camino que lleva se le parece mucho. Como alguien no lo remedie, mucho me temo que acabemos como ellos o quizá peor. Por desgracia nadie escarmienta en cabeza ajena.

2 thoughts on “NADIE ESCARMIENTA EN CABEZA AJENA

  1. Hola amigo Piorno. Escalofríos me dan al leer tu comentario. Todo él, sin quitar ni una coma, es lo que pensamos cada día todos los españoles de verdad, no esa panda de indeseables que no saben lo que es ser español ni por el forro de su chaqueta. ¿Qué quieren, a que aspiran, que es lo que pretenden?. Que sucio es el afán de poder, querer figurar, querer enriquecerse a costa de lo que sea, pisando todo lo que encuentran a su paso, solo subir, subir, y subir, sin tener en cuenta todo lo que están destruyendo. Y mientras tanto los españolitos de a pié, cada día con menos trabajo, menos poder adquisitivo en las cosas necesarias e imprescindibles para subsistir, y con el cinturón más y más apretado hasta límites inverosímiles. Y ellos viviendo a lo grande, gastando a manos llenas, viajando en avión para asistir a conciertos, reformas millonarias en su nueva residencia, ¿cómo va a ocupar el Palacio de la Moncloa, todo un señor Presidente (¿?) solo dando una manita de pintura a las paredes y acuchillando el parquet….?
    Es triste y penoso todo lo que estamos viviendo y todo lo que nos queda por ver. Y sin esperanza de que ni a corto ni a largo plazo esto tenga solución. Dicen las estadísticas que la esperanza de vida se está alargando en un porcentaje muy elevado hasta los cien años. Pido a Dios que si esto es cierto, yo no quiero llegar. No quiero ver España destruida y desmembrada por esta panda de indeseables, sinvergüenzas y canallas.
    Aplaudo todo tu comentario y me solidarizo en todo contigo.
    Guaja.
    .

  2. Amiga Guaja,
    Ciertamente, oteando los negros nubarrones que se vislumbran en el horizonte político de nuestra -aún- llamada España, a uno le dan ganas de salir corriendo. Estamos en manos de los políticos más ineptos y con menos formación intelectual y profesional de los últimos 100 años. Con frecuencia me pregunto qué podemos esperar de esta cohorte de pega carteles que, muchos de ellos, el sólo hecho de oírlos hablar provoca vómitos. Ver su desastrado aspecto en el parlamento completa el cuadro. Causa estupor contemplar el aspecto físico e intelectual de una gran mayoría de nuestros congresistas. Me pregunto cómo reaccionarían, por ejemplo: Emilio Castelar, Pi y Margall, Práxedes Mateo Sagasta, Antonio Río Rosas o Antonio Cánovas del Castillo, entre otros, si levantaran la cabeza y, de pronto, aparecieran en el Congreso de los diputados. Supongo que correrían a refugiarse en sus tumbas ¡Qué pena! Ni España podía caer tan bajo ni unos cuantos pega carteles subir tan alto. Claro que, bien cierto es que a lo más alto de las cumbres no sólo llegan las águilas; también llegan los reptiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.