¿QUO VADIS VENZUELA II?

Dos años han transcurrido desde aquel 1 de marzo del año 2015 cuando, con hondo pesar, relataba el asesinato de un chiquillo de 14 años –Kluibeth Roa Nunes-, en San Cristóbal, a manos de un desalmado policía de Maduro, cuando salía del colegio. Al pie del relato, Margarita Andérez – una bilaxia afincada en Venezuela desde su más tierna infancia-, entre otras cosas, escribía: “Amigo Piorno, no nos pierdas de vista, porque espero leer en tu blog el relato de cómo Venezuela salió del abismo y se convirtió en un país próspero como aquel que era cuando mi padre llegó a él”.

Desgraciadamente, en estos días, otro terrible suceso sacudió los corazones de las gentes de bien en todo el mundo: otro chiquillo de 14 años ha sido abatido por los disparos de los matones de Maduro.

Amiga Margaríta, nada hubiera podido producirme tanta ilusión como el haber tenido argumentos para poder hacer esa mención en mi blog; pero, lamentablemente, a juzgar por los acontecimientos desarrollados últimamente en tu país de adopción, no sólo me resulta imposible escribirlo, sino que, por desgracia, lejos se me antoja el día en el que haya posibilidad de relatarlo. Aunque, a decir verdad, hubo un momento, cuando en las pasadas elecciones parlamentarias para la reelección de la Asamblea Nacional, Maduro sufrió un gravísimo revés, en el que creí próxima esa posibilidad, pero actualmente, y con hondo pesar, veo más próxima la consolidación de una férrea dictadura que la instauración de una democracia.

Quienes desde hace ya varios años leen mis relatos, saben que procuro apartarme, por todos los medios, de hacer comentarios sobre política, pero hay ciertos momentos en la vida en los que uno no puede ni debe quedarse al margen. El criterio de neutralidad, o mejor dicho, la pasividad ante la injusticia, puede sonar –y de hecho suena- a cobardía. Cuando digo que veo más próxima la consolidación de una dictadura que la democracia, creo tener argumentos para decirlo; me explico: Los actuales magistrados del Tribunal Supremo de Justicia en Venezuela ¡qué coincidencia!, la mayoría han ejercido cargos en el gobierno y, naturalmente, son militantes del partido de Maduro. Y qué decir de Maikel Moreno, actual presidente del Tribunal Supremo de Justicia y promotor del golpe de estado: En 1987, cuando el ínclito Moreno desempeñaba el cargo como policía de inteligencia, fue acusado, condenado y encarcelado por el asesinato de un joven en Ciudad Bolívar, aunque logró salir en libertad poco tiempo después. Dos años más tarde, Moreno fue acusado nuevamente del asesinato del joven Rubén Gil Márquez, cuando era oficial de la policía política. En esta ocasión fue destituido de la policía y, aunque por poco tiempo, volvió a ingresar en prisión.

Como no pudo reingresar en la policía, empezó a estudiar derecho. Y, aún sin haber terminado la carrera, empezó a trabajar como secretario del juzgado para, finalmente, ser nombrado juez. En 2007 fue destituido de su cargo de juez por irregularidades, ya que había sido denunciado por otros jueces por formar parte de una red de funcionarios corruptos.

Cuando Maduro ejercía de canciller, le nombró cónsul en Roma, y más tarde, ya en 2014 volvió a ser aceptado como magistrado. Él fue el encargado de dictar sentencia por 14 años de cárcel contra Leopoldo López. También fue quien negó a España la extradición de De Juana Chaos. ¡Qué podemos pensar cuando semejante personaje ha sido elevado a presidente del Tribunal Supremos de Justicia!

Aunque, últimamente, las manifestaciones contra el gobierno empiezan a ser importantes y dramáticas, ya que como consecuencia de las mismas o, al menos, con relación directa, los arrestos son incontables, amén de los muertos por disparos de la guardia de corps de Maduro, a mi entender, los desórdenes en Caracas son más consecuencia del resultado de la carestía que del activismo de la oposición.

La clave de la situación se centra, principalmente, en que el 95% de las exportaciones venezolanas son petróleo. Cuando el barril estaba a 100 dólares, el gobierno tenía dinero suficiente para financiar los avances del socialismo bolivariano, pero con la bajada del precio del crudo, no hay ni para comida; qué decir, de la precariedad de medicamentos y otras necesidades de primer grado.

Lo peor, aparte del precio del crudo, es que el coste de la extracción en Venezuela es de 40 dólares el barril, mientras que en Arabia Saudí es de 10 dólares. Eso significa que donde antes Maduro tenía un beneficio de 60 dólares por barril, ahora es de 10 como mucho; es decir, una verdadera tragedia.

Una de las claves del golpe de estado patrocinado por Maikel Moreno, fue debido a que Maduro trata de vender parte del negocio petrolífero a compañías norteamericanas. Maduro trata de vender la única riqueza del País; es decir, su petróleo, pero no el crudo extraído, sino el derecho a explotar sus reservas, y para ello necesita el voto de la Asamblea Nacional y, como está claro que la actual Asamblea Nacional no se lo iba a permitir, la solución, en su criterio, era muy sencilla: un golpe de estado y cambiar la Asamblea; pero las fuertes presiones de otros países americancos les obligaron a cambiar de opinión. Por eso, cuando el Tribunal Supremo dio marcha atrás al golpe de estado, añadió la autorización al presidente para que pudiera cerrar contratos petrolíferos sin necesidad de la aprobación de la Asamblea.

La situación en Venezuela se acerca a la frontera de una guerra civil, y sólo el hecho de que el ejército, momentáneamente, no esté dividido, la evita. Las cárceles se están llenando, no sólo de oponentes políticos, sino de gentes del pueblo que, ante la situación de hambre que asola al País, se revelan públicamente contra el dictador; las muertes entre manifestantes ya no son una novedad, y, las torturas, son cada vez más frecuentes y más inhumanas. En realidad, esa manera de actuar del gobierno venezolano no es algo nuevo..

El Instituto CASLA, organización dedicada a promover la democracia y los derechos humanos en América latina, con sede en Praga, pidió recientemente a las autoridades españolas que abran una investigación formal de las torturas sufridas en 2014 por tres jóvenes con nacionalidad española a manos del régimen chavista de Venezuela.

Esos tres forman parte de una lista de más de 600 casos, en unos 60 incidentes, que ha recopilado esta institución en una denuncia que presentó el 27 de Julio de 2016 ante el Tribunal Penal Internacional de La Haya. En ella se detallan los métodos de tortura utilizados por parte de todos los organismos de seguridad del Estado para castigar y reprimir sistemáticamente a la población civil.

Según COSLA, mediante métodos de un brutal terror, buscan conseguir falsos testimonios para implicar a adversarios del gobierno en hechos ilícitos. Estas prácticas las utilizan, principalmente, con estudiantes, líderes juveniles y personas de la tercera edad. Por temor a esas prácticas consiguieron que un fiscal falsificara pruebas para condenar a Leopoldo López. El fiscal, arrepentido, huyó a Estados Unidos y desde allí en prensa y TV relató lo sucedido. A pesar de la confesión del fiscal, Leopoldo López sigue encarcelado, y los dirigentes de Podemos en España, continúan aseverando que Leopoldo López está en la cárcel por golpista. ¡Qué asco me produce esa patulea de Podemos!

Uno de los tres españoles torturados fue Juan Manuel Carrasco, quien denunció haber sido violado por un agente de la Guardia Nacional Bolivariana con el cañón de un fusil, tras su detención en 2014 en la ciudad de Valencia, capital del estado de Carabobo.

Los otros dos jóvenes hispano-venezolanos torturados, cuya identidad la Organización no publicó, fueron detenidos en Caracas. Uno de ellos declaró haber recibido descargas eléctricas en todo el cuerpo, además de brutales palizas. Al otro lo rociaron con gasolina y le dijeron que lo quemarían vivo si no testificaba contra un dirigente juvenil universitario. Le golpearon con bates de beisbol, con las culatas de sus armas y le cubrieron la cabeza con bolsas de plástico hasta que perdía el conocimiento.

Tamara Suju, directora del Instituto CASLA, advierte de que en estas últimas manifestaciones se han producido más de 200 detenciones, aparte de los muertos. Asegura Tamara que, a pesar de las protestas internacionales, el gobierno de Venezuela hace caso omiso, porque a un dictador no le importa lo que digan desde el interior. También manifiesta Tamara Suju que han pedido a las instituciones españolas que investiguen a los funcionarios del gobierno venezolano sobre los tres torturados, ya que tenían nacionalidad española. En mi opinión, la Señora Tamara Suju puede esperar sentada, ya que a los gobiernos españoles lo único que les importa son los votos. La cobardía del presidente del gobierno actual español es evidente; tiene pánico a que le tilden de facha y con ello perder votos, amén de un complejo de inferioridad que ni el mismísimo Freud sería capaz de quitar; si hablamos del PSOE, tendríamos que hablar de las diferentes fracciones que lo componen: una pequeña parte –Felipe González y pocos más- critican duramente al gobierno de Maduro; otra parte de sus dirigentes se pone de perfil, en el mejor de los casos, pues los hay como, por ejemplo, el ex presidente Zapatero, que está abiertamente a favor de Maduro; hay otra parte, los adeptos a Pedro Sánchez, que ni siquiera abren la boca, no vayan a incomodar a Podemos, con los que aspiran a pactar para llegar al gobierno; con Podemos, naturalmente, “ hay que ser comprensivos” ¿Cómo tenemos la desfachatez de pretender que muerdan la mano que les da de comer y con la que comparten ideología?

¡Pobre Venezuela! Lo digo con gran sentimiento y, no sólo pensando en lo que pueda sucederles a mis familiares y amigos allí residentes. Lo digo con la tristeza que me produce ver como destrozan un País que fue maravilloso          –quien conozca Isla Margarita o haya navegado por el Orinoco desde el delta hasta Puerto Ordaz, sabrá de las maravillas de Venezuela-; lo digo, sobre todo, porque los españoles deberíamos mirarnos en ese espejo, porque si Dios no lo remedia, y como es muy posible, toda la patulea de Podemos llega un día a alcanzar el poder en España, viviríamos los españoles la misma desgracia que hoy vive el pueblo venezolano y, entonces, aunque ya no habría remedio, nos echaríamos las manos a la cabeza. No me cabe duda que entre los votantes de podemos hay muchos que no comulgan con la dirección del partido, y que han votado a Podemos asqueados -como estamos la mayoría- por la corrupción de los dos principales partidos, pero no nos engañemos, Podemos apenas si gobierna en algunos ayuntamiento y ya estamos viendo lo que hacen y como lo hacen. Aquellos que venían a limpiar España de corruptos e ineptos, lamentablemente, son aún peor que los otros, ya que, además de engordar sus bolsillos y los de sus allegados, están siguiendo consignas de quien los financia: Venezuela e Irán, amén de querer -lo han repetido ellos mismos hasta la saciedad- destrozar la convivencia entre los españoles. No, no seamos ilusos, un mal no se combate con otro mal mayor.

 

9 thoughts on “¿QUO VADIS VENZUELA II?

  1. Siempre tan acertado en las investigaciones q haces mi querido Piorno Kirschenfeld tu descripción de los hechos no pueden ser más ajustados a la mera y cruda realidad q se vive en Venezuela, no tienes idea lo mucho q agradecemos que nos miren y se hagan eco de lo q ocurre, y esa profecía a la que te refieres de no tomar conciencia en España y aventurarse a votar alegremente por hastío de lo q hay por unos falsos mesías q ofrecen un cambio total, pues tal cual ocurrió en Venezuela y siempre se decía ….”No aquí imposible q ocurra eso, los venezolanos no llegaremos a eso” y mira tu en lo que estamos ….una Dictadura cruel en manos de delincuentes.
    Nuestro abrazo para ti y nuestro agradecimiento eterno

  2. Hola Margarita,
    Hoy me duele lo que sucede en Venezuela. Mañana, si Dios no lo remedia, sentiré dolor por lo que ocurrirá en España, pues el camino que llevamos, mucho me temo, sigue el mismo rumbo que llevó a Venezuela al mayor desastre sufrido por ese hermoso País en toda su historia. Sigo muy de cerca lo que en vuestro país está sucediendo y, créeme, no puedo comprender como la comunidad internacinal no pone remido. Espero que un día, no lejano, pueda escribir en este blog que, por fin, el dictador está entre rejas; en las rejas de esas cárceles que él está llenando de inocentes ciudadanos; en una de esas cárceles donde, por orden suya, se tortura sin compasión a personas que lo único que quieren es que Venezuela vuelva a ser libre.
    Un abrazo para todos los venozolanos de bien.
    Piorno.

  3. Amigo Piorno, acabo de leer tu relato sobre lo que pasa en Venezuela que, en términos generales, no es una novedad para mí. Soy asiduo seguidor de lo que en ese país sucede, casi siempre a través de un viejo amigo a quien he reencontrado tras 40 años, que ha vuelto de allá dejando su pequeña empresa en manos de su hija. Casi a diario, me informa de las novedades.
    Yo, como bien dices tú, paso de hacer exibicionismo político porque ya he tenido algún encontronazo allá en nuestra tierra. Recientemente, visitando a una familia con motivo de una grave enfermedad del marido,nos contaban de unos familiares suyos residentes en Bogotá que habían venido a España con las maletas vacías con el fin de retornar con ellas llenas de medicamentos, cosa que al final parece ser que consiguieron. Bueno, hablaban y no paraban. Yo no conozco a los que allí están pero mi mujer si.
    En fin, que no perdamos la esperanza de que aquello se arregle y que Dios no permita que los podemitas y similares lleguen a alcanzar el poder aquí, aunque tenga que votar a Susana para impedirlo.
    Un abrazo y a ver si este verano nos vemos.

  4. Amigo Anónimo,

    No es muy probable que nos veamos este verano, ya que ni yo te conozco ni, supungo, tampoco tú me conoces.

    No perdamos la esperanza -nos dices-.Yo tenía parientes en Cuba que hace 50 años decían eso mismo “no perdamos la esperanza”, y se fueron de este mundo sin conocer otro régimen que la dictadura castrista. No es que yo esté atenazado por el pesimismo, es que, por desgracia, cuando en un país se asienta una dictadura, por regla general, va para largo –algo sabemos de eso los españoles- y, en Venezuela, lamentablemente, ya se ha asentado. La escalada de muertes por disparos de los esbirros del ex conductor de autobús, no cesa. Entre los muertos de ayer, uno más, un joven de 20 años fue vilmente asesinado; las cárceles se están llenando; muchísimos venezolanos pasan varios días a la semana sin poder llevarse algo a la boca; es triste ver a muchísima gente escarbando en las bolsas de basura que tiran los restaurantes, intentando encontrar algo comestible que llevar a su casa; es desgarrador escuchar decir a un padre de familia -mientras revolvía en bolsas de basura- que hacía dos días que no había comido nada y que, entre esa basura, esperaba encontrar algo comestible que pudiera llevar a sus hijos que, al igual que él, llevaban dos días sin probar bocado ¡Cielo santo! ¡En Venezuela! Uno de los países más ricos del mundo en otro tiempo. Uno de los principales productores de petróleo y co-fundador de la OLP ¡Quién podría haberlo imaginado hace 40 años!

    Yo me pregunto qué hace el ejército que no le para los pies a Maduro; y, cuando digo el ejército, no me refiero al Estado Mayor, pues a esos no les falta comida ni medicamentos, me refiero a oficiales y tropa. A los jefes ya les estamos viendo aplaudir con entusiasmo al dictador durante sus aberrantes, vocifereantes e insulsos discursos.

    Amigo Anónimo, yo tengo parientes, amigos y colaboradores de trabajo, desde hace muchos años, en Venezuela. Sé lo que era ese país hace 40 años y sé lo que es hoy; sé de primera mano cuantos miles de toneladas de carburo de silicio se embarcaban diariamente en Puerto Ordaz, en los muelles que la Ferrominera tenía en la desembocadura del río Caroní al río Orinoco; y sé también que esa exportación de carburo de silicio, principal riqueza de la zona, ha dejado de existir; sin exagerar lo más mínimo, me atrevo a decir que lo que Chaves empezó y Maduro continúa haciendo, merecería ser juzgado en el Tribunal de La Haya bajo el cargo de crímenes de lesa humanidad; y lo digo en forma condicinal simple, porque dudo mucho que eso llegue a producirse algún día.

    A veces me hago la siguiente reflexión: Imaginemos por un momento, que alguien, con visión del futuro, hubiese asesinado Hitler en su adolescencia. Evidentemente, ese alguien habría sido juzgado y, probablemente -en aquellos tiempos- sentenciado a muerte, cuando realmente, lo que debería era ser condecorado.

  5. No sé porqué salí como anónimo siendo Pucelaciana.

  6. Estoy tratando de identificarme porque si nos conocemos, aunque desconozco porqué figuré como anónimo.
    Pucelaciana.

  7. Hola Pucelania,
    Ya lo creo que nos conocemos. Seguro que este verano podremos vernos.
    Un abrazo

  8. Amigo Piorno:
    Es un axioma que “mal que no mejora, empeora”. Es lo que sucede en Venezuela, que día a día la situación se vuelve más y más preocupante. Cuando veo al cretino de Maduro ninguneando al parlamento, a algunos militares chavistas haciendo llamamientos para salvar a la patria y a la policia y paramilirares masacrando a la población, pienso que están en lo cierto, pero es de ellos de quien hay que salvar a Venezuela.
    En una visita, que el padre de Leopoldo López, hizo a Pola de Siero para recibir un premio otorgado por el Ayuntamiento; un grupo de “demócratas” encabezados por la flor y nata del municipalismo local, es decir: IU y Podemos apoyados por un grupúsculo de impresentables crápulas y malandrines, le insultaron llamándole: asesino, fascista y demás lindezas; le dedicaron cortes de manga, peinetas y otras vejaciones gestuales y exibieron pancartas de reprobación a la concesión del mencionado premio. Nada nuevo, que no hayan protagonizado antes, pero lo que a mí me hirió fue ver a un antiguo alumno del colegio, ahora portavoz de IU en el Ayuntamiento, jaleando a aquella manada de descerebrados.
    Me alegra haber leído a Margarita otra vez. Espero que toda su familia se encuentre bien, dadas las circunstancias. Como había comentado en tu nterior relato sobre Venezuela, mi tío Paulino es el pedrino de uno de sus hermanos, según me dijo mi tía Delia.
    Un saludo y este año espero verte en San Lorenzo.

  9. Hola Teofichu,
    Estoy al tanto del comportamiento dispensado al padre de Leopoldo López, por parte de los descerebrados de Podemos. El hecho en si es incalificable, pero los autores si son calificables: son la escoria de la sociedad; son una cuadrilla de inútiles e indeseables que, gracias a bailarle el agua al ex conductor de autobuses, al que se le aparecía el espíritu de su predecesor, en forma de pájaro, viven a cuerpo de rey sin dar un palo al agua. Toda esa cuadrilla de indeseables defienden a capa y espada a Maduro porque viven gracias a él. Lo que no alcanzo a comprender es que haya cinco millones de españoles -quiero creer que la mayoría, de buena fe- que les sigan, como los miembros de una secta siguen a su leader.
    Sigo pensando que España está próxima al cataclismo que se producirá cuando estos descerebrados lleguen al poder, y, o mucho cambian las cosas -entre otras la justicia, que es la institución más corrompida- o, no tardando mucho, llegarán.
    Espero verte este verano en nuestro pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.