FALSA AGRESIÓN

Hoy, 9 de septiembre de 2021, la mayoría de los medios de comunicación audiovisuales, comentan y debaten sobre la falsa agresión que, un joven, el pasado domingo en el madrileño barrio de Malasaña, denunció ante la policía nacional. Según el denunciante, un grupo compuesto por ocho encapuchados, le habían agredido en el portal de su casa y, que, con un objeto punzante, le habían escrito la palabra maricón en el trasero.

Desde un primer momento la policía sospechaba que algo no encajaba en la declaración del joven. En Malasaña, donde supuestamente se había producido la agresión, hay varias cámaras de vigilancia y en ninguna de ellas se veía a un grupo de encapuchados. Después de algunas investigaciones, la policía volvió a interrogar al denunciante, quien acabó confesando que se lo había inventado todo. Que lo había hecho para ocultar a su novio que las heridas y laceraciones habían sido fruto de una práctica masoquista con otros dos hombres.

Hasta ahí, no era más que una de tantas denuncias falsas que, por motivos diversos, se producen con cierta frecuencia. Algo que entra dentro de la compleja forma de actuar de ciertos individuos, cuyo análisis de comportamiento correspondería a la siquiatría; y que, a lo sumo, no ocupan más que unas líneas en la página de sucesos de algún diario. En definitiva, algo que leemos y, sin más, pasamos página.

Donde no se puede pasar página es ante el auténtico tsunami organizado por el ministro Marlasca. Nada más conocerse los primeros datos de la noticia, sin tan siquiera esperar a que fuera confirmada, el ministro Marlasca, con sus partidistas declaraciones, alentó a las autoproclamadas feministas, a los sindicatos de izquierda y a los medios de comunicación afines al gobierno, para que se manifestaran. Los cuales, serviles como en ellos es norma, cual dóberman enloquecido, saltaron a la garganta de Vox intentando descuartizarlo. De inmediato se organizó una multitudinaria manifestación en la Puerta del Sol, en la que los manifestantes, a pleno pulmón, se pronunciaban con gritos de odio, cargando contra Abascal y contra Ayuso, tildándolos de extrema derecha y diciendo que ellos eran quienes inducían a la homofobia.

Una de las       que se autoproclaman feministas, llevaba un tatuaje con la cara del Che Guevara. Y yo me pregunto ¿Sabrá esa mujer quién era el Che Guevara? ¿Sabrá que fue él quien instauró en Cuba los campos de concentración para homosexuales? ¿Sabrá que en aquellos campos fueron asesinados miles de homosexuales, algunos de ellos con un tiro en la cabeza disparado por el propio che? Si lo sabe, me pregunto qué pintaba en una manifestación contra la homofobia. Qué fácil es reconducir la ignorancia hacia nuestros propios fines.

La campaña contra Vox llega hasta el extremo de que veamos en la televisión, cómo Rufián entrevista a una youtubera preguntando qué se debería hacer con Vox. La señora -que debería hacérselo mirar- responde: matarlos. ¿Puede alguien imaginarse lo que habría ocurrido si la pregunta la hubiera hecho un político de derechas, refiriéndose a Podemos, y con idéntica respuesta? Las calles España estarían ardiendo. Es evidente que la izquierda tiene derecho de pernada.

El ministro Marlasca, cuando anunció que saldría a dar explicaciones en la televisión, yo, personalmente, esperaba que su comparecencia fuera para decir que dimitía como ministro del gobierno. Debo confesar mi ingenuidad. Lo único que hizo fue contarnos una milonga más para intentar justificar lo injustificable.

Para que nadie se llame a engaño, yo no voté a Vox -lo que no significa que, a la vista de los acontecimientos, no lo haga en el futuro-.

El sanchismo, no comprendo bien por qué, está tratando de sembrar el odio entre los españoles. Quizá lo haga pensando que eso le reportará réditos electorales. Si es así, debería tomar nota de lo que sucedió en Madrid, donde los resultados hablan por sí mismos, a pesar de la BRUTAL campaña que contra Isabel Ayuso había promovido. En esa campaña, por algunas mentes iluminadas del Sanchismo, se llegó a decir que Isabel Ayuso estaba de acuerdo con el genocidio nazi, y puesto que no lo había condenado, era corresponsable ¿Se puede ser más cretino?

Ignoraba que la señora Ayuso fuera la responsable de los exterminios llevados a cabo en los campos de prisioneros nazis. Tampoco creo que fuera la responsable del ingente número de rusos asesinados en los 427 campos de trabajos forzados que componían el GULAG ruso, creado y dirigido por el Presidium del Soviet Supremo y operativos entre 1930 y 1956, durante cuyo período, según el escritor ruso Vadim Erikman, fueron asesinados cinco millones de presos rusos. La mayoría de los cuales eran políticos contrarios al régimen, curas, escritores, todo tipo de religiosos y maestros que se negaban a adoctrinar a los alumnos. Tampoco creo que sea responsable de la matanza de 22000 polacos en Katyn (Polonia) llevada a cabo por el NKUD ruso, dirigido por Lavrenti Páulovich Beria. Eran los años previos al inicio de la segunda guerra mundial, cuando Hitler, con unos cuantos millones de DM, compró la colaboración de Stalin para repartirse el dominio de Polonia.

Pido perdón por mi ignorancia histórica. Menos mal que hay ilustres doctores en Facebook que se preocupan de impartir lecciones.

12 thoughts on “FALSA AGRESIÓN

  1. Hola Piorno, hace ya días que he leído tu comentario FALSA AGRESIÓN, todo lo que en él explicas me parece tan meridiano que no necesita ningún comentario por nuestra parte, no hay que quitarle ni una coma. Tanto Marlasca como Sanchez solo esperan el más mínimo suceso para tirarse a la garganta de Vox, Ayuso o cualquiera que no tenga sus ideas, de ninguna manera quieren nada que haga que levanten sus nalgas de sus poltronas. Son rastreros y manipuladores, y solo ven lo que quieren ver. Ojalá llegue el dia que esto cambie y nos podamos sentir representados por alguien que no nos avergüence en el resto de Europa y del mundo.

    Un saludo.

  2. Gracias, Pili. Tu mensaje me ha ayudado a configurar la entrada de comentarios.
    Un abrazo.

  3. Me alegro que te haya servido de algo, Sigue escribiendo, no lo dejes, que prometo contestarte antes que ésta vez, y dejar un poco de lado las preocupaciones.

    Un abrazo,

  4. Me alegro que haya podico ayudarte. Sigue escribiendo, te pprometo contestarte antes

  5. Me alegro de haberte ayudado. Por favor sigue escribiendo, te prometo contestarte antes que esta última vez, y dejar de lado un poco las preocupaciones,

    Un abrazo

  6. Gracias una vez más, Pili. Tu ayuda ha sido providencial. Te debo una.
    El blog lo tengo algo descuidado por culpa del libro, pero el libro ya lo he terminado. Estoy con las correcciones. Aprovechando que estoy en Benidorm, donde estaré hasta final de octubre, me viene muy bien para terminar con las correcciones. Cuando termine, volveré al blog con más intensidad.
    Un abrazo.

  7. No tienes nada que agradecer, estoy encantada de servir de ayudita aunque sea poca. Ya me dirás algo sobre tu libro, sobre que trata , si es que se puede decir. Sea sobre lo que sea, será interesante, como siempre lo son todos tus escritos. y lo que sí te pido es que cuando lo publi ques me lo digas y donde se puede adquirir, tengo todos tus libros y espero que no falte este.
    Y por cierto, si puedes borra todo este galimatías de mensajes que mande sin querer…

    Un saludo.

  8. Ya está borrado. El libro, estoy terminando las correcciones. A partir de ahí es cosa de la editorial Piélago del Moro. Ya te avisaré. Puedo decirte de que va. Simplificando, puedo decirte que tiene 3 partes: La mina, el mar y los años de plomo de la E.T.A., y como decía Mayra Gómez Kemp, en el un, dos, tres, hasta ahí puedo leer. Sigo disfrutando del clima de Benidorm
    Un abrazo.

  9. Me figuro que te habrás dado cuenta que el anterior comentario es mío. Sin darme cuenta lo envié sin firmar.
    Un saludo,
    Guaja

  10. Si, me di cuenta, porque era el mismo comentario.

  11. Gracias por tu respuesta Piorno. Estoy deseando que salga tu libro. Como todo lo que escribes es interesante. Celebro que estés disfrutando en Benidorm. Nosotros seguimos en Moral, y aunque hasta ahora no hace mal tiempo no creo que dure mucho. La Sierra está preciosa con los colores del otoño, pero ya tengo ganas de ir a Madrid, a ver cuando puedo…

    Un abrazo,
    Guaja.

  12. En Benidorm el tiempo es una maravilla. Desde la terraza de casa estoy viendo la playa y está, no digo repleta, pero casi. La temperatura a las 12 de la mañana es de 24º. Cuando vuelva a Madrid, a final de mes, lo voy a echar de menos. El martes iremos con el barco a la isla de Tabarca, a pasar el día. Sale de Benidorm a las diez de la mañana y regresa a las siete y media de la tarde. Hay que reponer fuerzas para el invierno, por si le da por volver a Filomena.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.